Adquim: Para una movilidad sustentable

Es la primera empresa chilena y latinoamericana en obtener la acreditación para comercializar AdBlue.

La protección ambiental está en el centro de las preocupaciones del mercado automotor mundial. Al igual que en países desarrollados, Chile está avanzando en las regulaciones de emisiones de los vehículos comerciales y de pasajeros. La empresa Adquim, formada por profesionales con más de 30 años de experiencia en la industria de combustibles, ofrece en nuestro país AdBlue, solución acuosa que mejora el desempeño ambiental y rendimiento de los motores diésel.

El gerente general de Adquim, Carlos Lonza, explica que igualando la normativa aplicada en países de la Comunidad Europea, Estados Unidos y Australia, entre otros, la autoridad chilena mediante el Decreto N°4 del Ministerio del Medio Ambiente (publicado en 2012) estableció nuevos límites de emisión exigibles a vehículos motorizados pesados. “Desde enero de 2012, con la entrada en vigor de la norma Euro
4, una parte importante de las marcas de camiones importados a Chile está dejando atrás la tecnología de recirculación de gases (EGR). A partir de septiembre de 2013 todos los buses deben cumplir también y están llegando las primeras unidades. El 1 de octubre de 2014 todos los vehículos pesados con motor diésel deberán cumplir con la Euro 5”.

El ejecutivo agrega que con el fin de cumplir estas nuevas exigencias, la industria automotriz aplica en los motores diésel una nueva tecnología llamada Sistema de Reducción Selectiva Catalítica (SCR en inglés) que poseen los vehículos europeos y americanos que cumplen con la norma Euro 5 y EPA 10, respectivamente. “El sistema funciona inyectando en los gases de escape una solución de urea acuosa (AUS32) normada por la ISO 22241 y que es conocida comercialmente como DEF, AdBlue, ARLA 32 y CARB32+, entre otros”, afirma Lonza.

Amplias ventajas

Los beneficios de usar AdBlue van más allá del cuidado del medio ambiente. En Adquim señalan que esta solución favorece una reducción del consumo de diésel entre un 4% y 6% en comparación con un equipo de recirculación de gases de escape. Además, se prolonga la vida útil del lubricante; motores más livianos consiguen la misma potencia, y se reduce la necesidad de refrigeración del motor, disminuyendo el tamaño de radiadores y ventiladores.

Para satisfacer la demanda por este producto, Adquim inauguró en septiembre de 2012 su planta de producción. En junio de 2013 obtuvo la certificación de la VDA (Verband Der Automobilindustrie) que reúne a todos los fabricantes de vehículos alemanes y que es la dueña de la marca AdBlue.

Carlos Lonza explica que la creación de AdBlue responde a la necesidad de proteger la tecnología SCR y hacer que el funcionamiento de camiones, buses y automóviles con catalizadores SCR sea exitoso. Asimismo, enfatiza en la importancia de usar productos que estén certificados. “Sólo así se asegura el buen estado del catalizador y sistema de control de la combustión. Un producto que no cumpla con los niveles de calidad de urea y de limpieza del agua desionizada de alta pureza causará un grave deterioro y altos costos de mantenimiento”.

El gerente general agrega que Adquim está en el tercer lugar del listado de empresas licenciadas para comercializar AdBlue, siendo la primera compañía chilena y de Latinoamérica en obtener esta acreditación. “Todo esto gracias a que contamos con profesionales e instalaciones de primer nivel, además de sistemas de control y laboratorio especializado”.

Comentarios cerrados.